• Demo Image

La excursión discurre por la zona meridional de la Sierra de Irta, esta sierra en su encuentro con el mar constituye unos de los poco tramos de costa no urbanizado a lo largo de todo el mediterráneo español (15 Km). Su abrupta orografía (incluida la costera) constituida por su particular geología hace posible que se haya podido conservar una biodiversidad única marcada por las duras condiciones del clima mediterráneo y su cercanía al mar. La vegetación y fauna  sobreviven en este duro paisaje adaptándose al medio, conoceremos los secretos que la sierra alberga en su interior y que han dado lugar a la aparición de manantiales.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *