Purines: La contaminación silenciosa de la ganaderia industrial

La actividad de grandes granjas, especialmente del sector porcino genera una gran cantidad de purines que no son más que una mezcla entre: el agua de limpieza, restos de comida y las deposiciones de los cerdos. El manejo tradicional de estos purines ha consistido en su almacenamiento provisional en balsas y posteriormente su utilización como fertilizantes en campos anexos. Pero lejos de tener un efecto beneficioso para el medio ambiente estos desechos pueden contaminar fácilmente los acuíferos incrementando significativamente los nitratos disueltos en el agua, además estos purines presentan metales pesados que pueden acumularse en la tierra. Por si no fuera poco su poder contaminante, este purín puede presentar concentraciones significativas de medicamentos (especialmente antibióticos) que van a parar directamente al medio ambiente. Por ejemplo muchas de las comarcas y zonas de la Cataluña Central como la Plana de Vic se encuentran ahora con un grave problema de contaminación de sus aguas, contaminadas con nitratos y medicamentos utilizados en el sector agropecuario.

Os dejamos un interesante documental sobre esta problemática en Cataluña.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *